Con la llegada del buen tiempo y de las vacaciones, el uso de las motos de agua aumenta. Actualmente, es uno de los deportes acuáticos con más aficionados. De hecho, en el pasado año 2023 el mercado de las motos acuáticas fue, entre las embarcaciones de recreo, el que mayor crecimiento registró (+50%) en número de matriculaciones con respecto a 2022. Por eso, hoy en el blog de S4 MAR queremos recordar algunas normas y recomendaciones de seguridad, tanto para propietarios como para usuarios de motos de alquiler.

La norma que regula el uso de las motos náuticas en el mar es el Real Decreto 259/2002, modificada posteriormente para flexibilizar el uso de este tipo de embarcaciones. Los requisitos legales obligatorios establecidos para la utilización de motos de agua son las siguientes:

  • Es obligatorio la matriculación en cualquier Capitanía Marítima.
  • Deben mantener a bordo de la moto náutica Licencia de Navegación entregada por la Capitanía Marítima a su matriculación y la documentación acreditativa de la existencia y vigencia del seguro.
  • Es necesario tener una edad mínima para su utilización de 18 años (o 16 con consentimiento escrito de padre/madre o tutor/a, que deberá estar en disposición de exhibir en todo momento).
  • Es obligatorio el uso del chaleco salvavidas homologado con un silbato, tanto para el piloto como para el pasajero.
  • Solamente podrán navegar en una moto náutica el número de personas indicado por el fabricante.

Titulación necesaria

En cuanto a si es necesario tener titulación para conducir una moto de agua, existen dos supuestos:

  1. En las motos náuticas de uso particular, el “conductor” o patrón tiene que ser una persona titulada (al menos con Licencia de navegación). Aunque no tiene porqué coincidir con el propietario. Por ejemplo, una moto puede estar a nombre de una persona que no tiene titulación. Y la pueden llevar cualquier persona autorizada siempre que tenga el título: Licencia, PNB, PER, Patrón de yate o Capitán de yate.
  • En el caso de motos de agua de alquiler, no es necesario titulación siempre y cuando la navegación sea dentro de un circuito delimitado. En todo caso, las medidas las impone en cada caso las diferentes empresas de alquiler, de acuerdo a la normativa vigente.

Normas de navegación para motos de agua

La navegación por el interior de las zonas de baño está expresamente prohibida. Hay que recordar que estas zonas son las comprendidas entre la playa y la línea de balizas. En caso de que la moto acuática deba ir desde la playa hasta el área permitida de navegación o viceversa, lo hará a través de los canales autorizados y a velocidad que no superará los 3 nudos.

En las zonas donde no hay zona acotada para bañistas, queda prohibida la navegación de motos náuticas en la franja de mar contigua a la costa en una anchura de 200 metros, salvo para vararlas en las playas o salir al mar desde ellas. Además, no está permitido alejarse más de 2 millas costa, ni navegar dentro de los recintos portuarios, salvo puertos deportivos.

También está prohibido navegar por las zonas acotadas para la celebración de regatas. Y, si se hace un uso particular o la moto es arrendada por días para uso particular, no se podrá navegar en la proximidad de los circuitos de alquiler.

En cuanto a la distancia de seguridad con otras embarcaciones, motos o artefactos flotantes, no está permitido acercarse a menos de 50 metros, debiendo evitar la zona de buques fondeados.

Únicamente se permite la utilización de las motos durante las horas de luz diurna. Igualmente, se deberán usar las motos sólo con buen tiempo y visibilidad.

Finalmente, las motos náuticas de uso particular o arrendamiento por días podrán ser utilizadas para el remolque de esquiadores náuticos o artefactos flotantes de uso deportivo o recreativo. En ningún caso estará permitido el arrastre o remolque de otros artefactos u objetos flotantes distintos.

Otras recomendaciones

Finalmente, desde S4 MAR queremos recordarles algunos consejos de seguridad para disfrutar de la jornada náutica y evitar incidentes inesperados.

•          No practique su afición bajo los efectos del alcohol.

•          Procure no practicar este deporte en solitario. Comunique siempre dónde va y cuánto tiempo piensa estar.

•          Utilice protección contra el frío de colores llamativos. Lleve consigo una mochila con señales luminosas y algún alimento con alto valor energético.

•          Si tiene problemas no se separe de su moto náutica. Nunca intente ganar la costa a nado.

•          Evite la navegación con su moto náutica en los canales de acceso a los puertos, en las zonas de fondeo y en las zonas de alta concentración de embarcaciones.

Fuente: Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible